2012/06/29

Anger Management, el regreso de Charlie Sheen

Ayer se estrenó Anger Management (FX), el "esperado" regreso de Charlie Sheen a la televisión tras su salida de Dos Hombres y Medio. Los trailers no daban información de cual era el argumento de la serie, sino más bien buscaban llamar la atención del espectador y jugar con la manera en que el personaje abandonó Dos Hombres y Medio y en mi caso consiguieron que me picara la curiosidad por ver como una serie así pegaba con el resto de la programación de FX. Visto solo el primero de los dos capítulos emitidos ayer, tengo que decir que este estreno recuerda más a How To Be A Gentleman o !Rob! las dos obras maestras de CBS está temporada pasada.


Ya en la primera escena del piloto el propio Sheen se dirige directamente a cámara hablando de las reacciones iracundas que se pueden producir si te despiden, marcándose una clarisima pullita a su anterior serie.[1] Después se nos enseña que Charlie está haciendo una demostración con un muñeco de plástico en una sesión del grupo de manejo de ira que él lleva. Más adelante Charlie está a punto de estamparle una lámpara en la cara al novio de su ex-mujer por haberle comentando algo que no le gustaba a su hija, y decide que tiene que volver él también a terapia para controlar su ira. El problema es que se está acostando con la única terapeuta en la confía. Y ese es el planteamiento de la serie por el momento. 

Charlie Sheen sigue haciendo el mismo papel de siempre y la serie gira, como es obvio, en torno a él, por tanto, sus fans estarán contentos, los demás no encontraremos nada que no anime a seguir viéndola. En los secundarios pueblan los topicazos, empezando por su grupo de terapia: el gay, el veterano de guerra "tipo duro" (el mismo actor que hace de padre de Brenda Johnson) y otro tío del cual lo único que sabemos que le atraen las mujeres enfadadas. Luego tenemos a la tía con la se acuesta, el sexo es genial pero no siente nada, la ex-mujer con la que no se lleva muy bien y una hija (Daniela Bobadilla recién salida de mi adorada Awakecon trastorno obsesivo-compulsivo. Un solo capítulo es poco para juzgar apropiadamente a los personajes, pero hay algo que huele a rancio desde lejos en Anger Management.

El humor es zafio e incómodo, pero en el mal sentido. No todos tienen tanto acierto a la hora de sacar situaciones incomodas como Louie y los chistes obscenos solo funcionan si tienes protagonistas con gracia como Caroline y Max (2 Broke Girls). Aquí todo parece muy gratuito, y no consigue sacarte ninguna risa.

Anger Management es otra comedia mala que estará mal consideraba por el seriéfilo medio, pero que para FX puede resultar pelotazo. Charlie Sheen es muy querido en los estados juntitos, y todo el culebrón que se organizó tras su despido le ha dado mucha visibilidad como personaje público. FX ha visto una oportunidad de negocio y se ha aprovechado de ella, y valorando la calidad de la serie aparte, el movimiento es inteligente. Queda ver como funciona en audiencias, porque todo puede pasar, pero (desgraciadamente) creo que el público responderá muy bien a su regreso televisivo. Pensad, que salvando las distancias, aquí Belen Esteban es vista como una soberana mamarracha sin gusto pero bien que tienen audiencia sus programas y bien que se habla de ella, lo que significa más dinero a sus huchas. La audiencia media es así, y no creo que deba reprocharsele nada a la FX por querer sacar dinero gracias a ello. 

[1] Al menos esta vez Sheen actúa también como productor ejecutivo, así puede asegurarse que no pueden despedirle por llevarse mal consigo mismo (perdonadme por este chiste tan malo).