2012/04/06

Los dos mundos de Michael Britten

A veces, cuando una serie esta cancelada o tiene muchas posibilidades de estarlo, la descartamos para dar prioridad al resto, y es que tenemos reticencias a que no nos den un final satisfactorio y nos dejen con el cliffhanger del siglo, y al final decimos: "si está cancelada, ni me molesto en verla", y es una pena que por nuestros propios prejuicios nos perdamos series muy decentes.[1]

Awake, uno de los estrenos más prometedores de la NBC esta midseason en cuanto a sinopsis también se esperaba que fuera un fracaso en audiencias. [2] Y por mucho que quisiéramos equivocarnos, este tipo de series no tienen oportunidad ninguna en una network [3]. Aún así, NBC probablemente emitirá la temporada completa porque con algo tiene que rellenar la parrilla tan desastrosa que tiene.

Awake sigue la historia de un policía llamado Michael Britten (el guapísimo Jason Isaacs), quién después de sufrir un accidente de coche se encuentra con que vive en dos realidad diferentes, una en la que su mujer Hannah (Laura Allen) ha sobrevivido al accidente y su hijo Rex (Dylan Minnette) no y otra en la que es justo al contrario.

Lo más interesante de la serie es el drama familiar, ya que Britten no siente que ha perdido a ningún miembro de su familia, pero en la realidad roja su mujer ha perdido a su único hijo y en la verde, tiene que mejorar su relación a Rex, con el que cuál no ha tenido muy buena relación hasta ahora y Hannah ya no puede formar de unión entre ambos. En ese aspecto, Awake podría es un drama familiar muy buen hecho.

Por otro lado está la parte procedimental, es decir los casos policíacos. Aunque Britten investiga casos diferentes en las dos realidades y sus compañeros no son los mismos, los detalles de una le ayudan a resolver el caso en la otra, y además se encuentra las mismas personas pero sus vidas son completamente diferentes. De momento son lo que más falla en la serie, ya que no son especialmente originales.

Britten también acude a dos psicólogos diferentes: en la realidad roja ve al Dr. Johnathan Lee (BD Wong), y en la verde a la Dr. Judith Evans (Cherry Jones). Los psicólogos (que tienen personalidades completamente opuestas) intentan hacerle ver que la única realidad que existe es la suya, pero Britten no se siente más "despierto" en una que otra, y tampoco tiene intención de hacer progresos porque eso significaría perder a uno de sus seres queridos.

Tras un piloto magnifico (aunque lo viéramos casi entero en las promos, sigue siendo magnifico), Awake se había estancado en una disputa entre los psicologos por ver quién es real, pero el episodio emitido el pasado jueves, That's Not My Penguin parece suponer un punto de inflexión. Si siguen manejando el drama familiar tan bien, y olvidan esa conspiración que podría estar detrás de todo como indicaba el final del segundo episodio y Britten empieza a plantearse que realidad elegiría (porque tarde o temprano tendrá que hacerlo), Awake nos va a dar muchas alegrías. Ni falta hace que les pongan más chicha a los casos si el resto lo están haciendo tan bien.

[1] Como por ejemplo Terriers, The Chicago Code o Lights Out la temporada pasada o Prime Suspect (que supo abandonar rápidamente una premisa desfasada y centrarse en la chicha que tenían la relación entre Jane con sus compañeros de trabajo) o Pan Am (aunque no llegó a alcanzar sus premisas nunca, sigue siendo una apuesta bien decente con la que pasar un rato entretenido) esta.
[2] Y además se empeñaron en vendernos la dificultad de su premisa, cuando el piloto no podría dejarlo más claro.
[3] Su creador es Kyle Killen, que el año pasado estrenó Lone Star en Fox, la cual fue cancelada tras dos episodios. De momento Awake lleva seis emitidos. Kyle, querido,  ¿cuando te irás al cable?