2011/02/06

Oda a Community

Si el capítulo veintitrés de la primera temporada de Community, “Modern Warfare”, (o más conocido como el episodio del paintball), es el que se terminó de consagrar su excelentísima primera tanda de episodios, la segunda temporada será recordada (al menos con lo que llevamos visto) por su completamente elogiable “Epidemiology” (S02E06) que elevó la fiesta de Halloween a una nueva y totalmente bizarra dimensión, y más recientemente "Advanced Dungeons & Dragons" (S02E14), con su grandísima parodia del famoso juego de rol.

Los que aún no la hayáis catado aún, mejor absteneros de leer este párrafo.

Hablando sólo de la segunda temporada ya podrían destacarse el primero, “Anthropology 101”, que contó con un hilarante cameo de Betty White como la psicótica profesora de antropología, el cuarto, “Basic Rocket Science” en el que convirtieron una camioneta en un cohete espacial (bueno, ya venía un poco de fábrica), o el bottle episode, “Cooperative Calligraphy”, (S02E08), en el que la desaparición de un simple bolígrafo originó uno de los mayores enfrentamientos del grupo (y encima incluyó un mono). Incluso el de navidad, "Abed's Uncontrollable Christmas" (S02E11), que sin eliminar el estilo paródico de la serie, fue por un camino más tradicional (ya sabemos con se las gastan los estadounidenses con las fiestas), con Abed en busca del significado de la navidad, que por cierto, resultó ser la primera temporada de Lost en dvd.

Ya tenéis vía libre, leed ledd. 

Cuando Community hace episodios “normales”, y digo normales porque el punto de partida de la trama puede ser (y no hay ejemplo más claro), un simple bolígrafo desaparecido, logra capítulos muy buenos, con grandes dosis de humor y geniales personajes. Pero cuando entra en la parodia es cuando la serie llega hasta el máximo nivel, y todos los episodios son épicos; hilarantes, cargados de referencias, explotan a los personajes al máximo y dignos de ver una, dos y tres (incluso más) veces.

Quién haya visto el último emitido y aún niegue la genialidad de Community debe hacérselo mirar, porque ninguna otra serie ha llegado al nivel de parodia y excentricismo que esta ha conseguido en tan pocos episodios. Yo misma tuve un primer encuentro decepcionante tras múltiples críticas que la ponían por las nubes, pero a partir del cuarto o quinto capítulo empezó a hacerse un hueco en mi parilla, y si hubo un momento en que me ganó (no soy la única) por completo fue el famoso capítulo del paintball. Por eso os digo que con Community hay que tener un poco de paciencia, porque después sabe recompensarte con creces.

Advanced Dungeons & Dragons es uno de los ejemplos de ello, porque lo mejor de ser un capitulazo, es además no formar parte de la excepción. Lo único que queda preguntarse tras ver semejante genialidad, derroche de calidad y de buenos guiones (aparte de aplaudir hasta la extenuación) es que será lo próximo que la serie reinvente. Y también rezar para que la NBC no cometa una de los mayores crímenes seriéfilos de los últimos años. Porque de un merecidísimo lugar en los premios ni hablamos, ¿verdad?...