2011/02/09

'The Good Guys': La buddy-movie del siglo XXI.


El domingo finalizé The Good Guys, una serie que recientemente acabo su primera y única temporada en FOX, y con la que me entretenido mucho.

La historia sigue a Dan Stark y Jack Baily, dos miembros del departamento de policía de Dallas (Texas), encargados de investigar delitos menores, como robos de objetos de poco valor o ataques a la propiedad, como por ejemplo, los grafiteros. Emula las típicas buddy-movies que tuvieron su apogeo en los años 80 del siglo pasado, Dan y Jack son dos extremos opuestos, pero compañeros por encima de todo.

The Good Guys te gana rápido. Jack en sí resulta un personaje bastante soso, pero es un genial contrapunto de Dan, hombre orgulloso de su bigote, no aficionado a seguir las directrices policiales, y que se pasa el día contando batallitas de su antiguo Frank, con el que salvó al hijo del gobernador. El resto del cast lo completan Liz, la ex.novia de Jack y con la tenemos la famosa tensión sexual, la comisaria Ruiz, que no es partidaria de los métodos de Dan y Julius, el informante personal de Dan. También está como personaje bastante recurrente el detective Hodges, con el que Dan y Jack tiene sus rifi-rafes, y que da mucho juego a la hora de aportar humor a la serie.

Son capítulos auto conclusivos, que empiezan con un caso a priori de poca monta, pero que luego resulta ocultar a todo tipo de gente importante implicada detrás. Jugando con la línea temporal, la serie tiene muchos flashbacks que intercalan la investigación policial con las travesías de los criminales. Suelen empezar el capítulo con una escena un tanto comprometida, normalmente cuando el caso está a punto de ser resuelto, y después hacen un flashback para ir desarrollando el caso desde allí, pero a lo largo del capítulo vuelven a tocar las línea temporal varias veces. Eso y las múltiples persecuciones y tiroteos hacen que la serie sea muy ágil, y el genial personaje cómico que es Dan consiguen que tenga un poco de todo. En The Good Guys no hay momento para el aburrimiento, en cuanto te distraigas un poco ya están metidos en cualquier follón. Los que disfrutáis de una serie sin mayores pretensiones que la de entretener, os gusta la acción a raudales y no esperáis una trama serializada, tenéis la serie perfecta ante vosotros. Para ratos en los que necesitas desconectar de otras series más profundas, The Good Guys aporta la ración necesaria de acción, humor, y compañerismo en capítulos de cuarenta minutos.

Aunque a FOX no le tiemble el pulso a la hora de cancelar series, The Good Guys ha tenido múltiples oportunidades de hacerse un hueco en la parilla, pero sus audiencias, que no hacían más que caer episodio tras episodio la tenían bastante sentenciada desde un principio. Se llegó a incluir un nuevo fichaje para relanzarla, pero la audiencia siguió sin responder, y una serie con tal cantidad de acción no debe ser precisamente barata, porque lo que finalmente se quedó en una única temporada de 20 capítulos.