2011/01/12

Cuando el hombre se hace capa.


The Cape narra la historia de Vince Faraday, un policía la ciudad ficticia de Palm City (a ver para cuando una Cat City), rodeada de corrupción por todos lados. Cuando el nuevo jefe del departamento muere asesinado frente a sus narices (aunque nuestro héroe lo da todo por ayudarle, miradle que majo), decide aceptar un trabajo en ARK, empresa dirigida por Peter Fleming aka. Chess (Ajedrez), el malo de turno, (y por lo que se ve un jugador empedernido de ajedrez)... Los malos hacen unas cuentas artimañas de turno y le cargan todo el muerto al pobre Vince. Luego se lía todavía más parda y al final todos acaban creyendo que Vince ha muerto (aparte de traidor, muerto, que curriculum tiene el tío), pero este acaba recogido por un circo de chalados, que se dedican a atracar bancos haciendo uso de sus habilidades. Una sinopsis muy divertida, sin duda… 

Con semejante premisa, las expectativas de cara a la serie eran bajas, y eso es lo que le ha beneficiado, porque el resultado no ha sido tan malo y ha superado ese insulso tráiler, con el que descarté verla (pero al final la ví, como siempre). 

El caso es que es otro bodrio más de la NBC, que últimamente sólo se sostiene por las comedias (por suerte tiene un buen plantel de ellas), pero entretiene bastante. Aunque tenga todos los topicazos de superhéroes habidos y por haber, bastante escenas cursilada que pretenden conseguir que nos salga la vena sentimental, y unos efectos especiales irrisorios, consigue justamente lo que le falta a No Ordinary Family, entretener. Porque eso es lo único a lo que puede aspirar, a entretener al público lo suficiente para aguantar más o menos el tipo y no darle muchos disgustos a la cadena del pavo.

Tras haber vistos los dos primeros capítulos, yo no pienso seguir con ella, porque hay ofertas mejores de la mid-season, pero es un producto que funcionará bastante bien con los comic fans.

Rezaremos (tampoco mucho) para que no cancelen el último y entretenido trabajo @Nico_Guionista. Ayyy, quién fuera gata para tumbarse al sol a escribir guiones… Espera… ¡yo soy gata!