2010/08/29

The OC: Adictiva y bien narrada.

' 


Contiene un único spoiler de la cuarta temporada debidamente señalizado.

The OC es una serie sobre adolescentes, pero no necesariamente para adolescentes. El piloto de la serie comienza con un joven Ryan, habitante de Chino, un barrio marginal de Orange County, viéndose implicado el robo de un coche junto con su hermano Trey. Mientras que Trey deberá ir a la cárcel, Ryan tendrá una oportunidad de encauzar su vida, gracias a Sandy Cohen, el abogado de oficio encargado de defenderle que acabara alojándole en su casa, pese a las reticencias iniciales de su mujer Kirsten de alojar a un delincuente en su hogar. Ryan entablará amistad con el hijo de ambos, Seth, un aficionado a los cómics y los videojuegos, y con Marissa Cooper, la atractiva vecina de al lado, con la que más tarde empezará a salir. También se sumara al grupo Summer, la mejor amiga de Marissa, que se enamorará de Seth.


En la primera temporada -como es obvio- se centran en la figura de Ryan y su evolución con la gente de Newport, mientras que el resto de personajes actúan más en un segundo plano. Ya en las siguientes se nos muestra a un Ryan integrado en la comunidad pija de Newport, aunque irán apareciendo situaciones que impedirán que se quede. La temporada es tan larga, (27 episodios), que da pie a que se puedan abrir y cerrar un montón de tramas en la misma, haciendo en una temporada lo que otras series hacen en tres.

(PRINCIPIO SPOILER) Respecto a la cuarta, la desaparición del personaje de Marissa debido a su muerte a manos de su ex-novio, Kevin  Volchok obligó a realizar un cambio en la estructura de la serie, e introducir un personaje "sustituto". La elegida fue Taylor, que ya había aparecieron brevemente en la tercera. Eliminar un personaje principal era un reto arriesgado, y en manos de la audiencia estaba si les salía bien o no, pero finamente se canceló al final de la cuarta (de sólo 16 capítulos). Aún así, se palpaba que había algo que faltaba, pese -también- a la incorporación en el cast general de Kaitlin Cooper, la hermana de Marissa. (FIN SPOILER)

Respecto a los personajes, hay que mencionar lo mucho que han evolucionado desde la primera temporada hasta la cuarta. Summer era una pija redomada al empezar la serie, pero tan sólo al final de la primera temporada había experimentado una gran evolución, dejando de preocuparse sólo por sí misma, y esto se acentúa aún más en la cuarta temporada. Ryan dejaría de ser el chico problemático que utiliza la fuerza bruta al primer instante, para empezar a confiar en la gente, dejar sus brutos modales y forjarse un futuro. Seth dejará sus hábitos un tanto infantiles para convertirse en un hombre hecho y derecho, y Marissa se tornara más independiente de sus padres, empezando a ganar confianza en sí misma.

Hacer una serie sobre adolescentes que sea realista y coherente, es muy complicado, y Josh Schwartz, y todos sabemos lo desastroso que puede ser eso, pero los guionistas hacen su trabajo, contando una historia pegadiza e interesante, y que llama la atención. Ofrecen entretenimiento con un guión muy bien desarrollado, cliffhangers de órdago (a mí me encantó el de la segunda, aunque el de la tercera es incluso mejor, pero yo me lo comí en forma de spoiler...)