2013/02/27

La experiencia del Cine a Ciegas: Pitch Perfect por mi cara bonita

Primero de todo, ¿que es el cine a ciegas? Pues bien, es una nueva iniciativa que consiste en que vas al cine sin saber que vas a ver. Que no es lo mismo que la gente que va al cine, mira los cartelitos de las películas que echan y se mete a ver Los Miserables pensando que es una de miedo (me fascina que haya gente capaz de no saber meterse en internet y buscar la sinopsis de una película, y más siendo una de las que más se hablado en los últimos meses).  En fin, esto consiste en que hasta que no te sientas en la butaca y empieza la proyección no sabes que vas a ver. 

Los del Yelmo Cines decidieron invitarme a una entrada doble para un pase a ciegas en Mordor (si, Mordor tiene cine, ¿a que esa no la habéis visto venir?). Invite a la señorita @Cristalizados para que hiciera un pausa en su segundo de bachillerato enfurecido (que sufrido es ser estudiante, no sabéis nada). A nosotras no vinieron a buscarnos en limusina sino que teníamos que ir a pata hasta los cines. Una vez allí por no haber no había ni alfombra roja, ni paparazzis sacándonos fotos ni chicas con máscaras verdes. Lo bueno es que tampoco había carteles ni nada que nos diera una pista de lo que íbamos a ver. 

Entramos pues a la sala, nos acomodamos y a las ocho y media empezó la película, que no era otra que Pitch Perfect (aquí traducida por Dando la Nota), que se estrena en este país el próximo 8 de marzo. La sala estaba medio llena y la gente respondió bien a la película aunque no hubo nadie que se atreviera a hacer karaoke en alguno de los números musicales (yo en la soledad de mi casa donde solo me ven hacer el ridículo mis gatos lo doy todo). 



Desde que conocí esta iniciativa, tenía ganas de probarlo, y la experiencia no decepcionó. Que te inviten de gratis siempre es bueno, pero además vi una película que de otra manera no habría visto, y con la que pasé un buen rato. Los 112 minutos que duraba se pasaron en un suspiro, me reí bastante y los números musicales le subirían el ánimo hasta al Grumpy Cat. El único punto negativo es que la película estaba doblada (esto es Mordor, no lo podemos pedir peras al olmo) y al principio chirriaba mucho, es lo que tiene esta acostrumbrada a verlo todo en v.o. Pese a todo, al rato te pseudo-acostrumbrabas y te olvidabas del tema. 

¿Repetiría? Pues problablemente sí, aunque en v.o. Me parece una buena solución para cuando vas con el grupo de amigos (aunque yo no tengo de eso) al cine y no hay manera de poneros de acuerdo de que ver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada