2011/05/25

Como un spoiler afecta un visionado. O como no.

Antes de nada, debo decir que yo soy bastante anti-spoiler. No me gusta ver ni los trailers de próximas temporadas o episodios. Si, siempre corro a quitar el episodio cuando al acabar sale el preview del siguiente, y definitivamente tampoco me es dificil pasar por delante de multitud de trailers y no dudar de si darle al play, aconstrumbrada como estoy ya a no hacerles el mínimo caso. Intento llegar los más virgen posible al visionado o lectura de cualquier cosa. Pero en el mundo tan altamente tecnológico de ahora, quién no quiera comerse ni el más mínimo spoiler sólo puede hacerlo viviendo recluido en una cueva, así que más de una vez he maldecido a alguien con la boca (o la mano) más suelta de lo habitual. Sé que debo lidiar con ello, y al final lo acepto, pero eso no quiere decir que a primeras no me resulte bastante molesto. 


Me fastidia que el profesor de turno cuente el final de cualquier obra literaria, porque prefiero ir con la intriga de saber que pasará, con quién acabará liándose Pepita o quién sea. Me fastidia que hasta el título de un capítulo te pueda desvelar por dónde van los tiros, o que al empezar un episodio, el nombre de cierta persona del cast me diga que cierto personaje ha regresado a la serie. Me fastidia que digan que tal actor se va de tal serie. Preferiría no saberlo, ver el episodio sin saber absolutamente nada más de lo que me contaron en el anterior. Pero sé que no puedo, y al final termina por no ser tan importante. Que va, en realidad no importa nada. Nada de nada.   


El verdadero valor de cualquier obra, ya sea serie, película, novela o hasta el panfleto de un partido político (bueno no, tampoco exageremos), recae en el camino por el que transcurren hasta llegar al famoso y temido spoiler. A veces los spoilers son una simple excusa para darle algo de vidilla al asunto, atraer a los espectadores más ávidos de actos que de palabras. 


Que me "spoileara" quién moría en la season finale de la tercera temporada de 'Lost' me molestó, (sobretodo porque fue en un foro que poco tenía que ver con Lost), pero aún sabiéndolo no dejé de disfrutar de la que es la finale más emotiva (sí, más que la sexta) de la serie, y además despedí al que poco a poco se convirtió en uno de mis personajes favoritos. Porque lo que contaba en esa finale era ver la redención del personaje; su muerte, sí, pero su muerte de una forma pacífica, habiendo logrado su misión, destino o como quieran llamarlo en la vida. Aunque fuera duro verle morir, había que dejarle marchar. Sobretodo si lo hizo a lo grande. 


Pero dejemos Lost, que es un ejemplo demasiado polémico. Voy a remitirme mejor a Orgullo y Prejuicio, que la vi hace bien poco y salí más que encantada. Antes de acercarme a la miniserie de la BBC del 1995 no había leído la novela y no conocía mucho acerca de su sinopsis, pero no me era difícil averiguar por dónde irían los tiros. Pese a todo lo que trata (muchos temas y con mucha "chicha") Jane Austen en su obra magna, no deja de estar presente el componente amoroso común en este tipo de novelas, y los esquemas básicos que la situación requiere. Pero la capacidad de sorpresa no recae en los giros de guión (que hay alguno), sino en unos personajes reflejo de la época, muy diferentes entre sí, con enormes matices, y que te ofrecen tanto su lado cómico como su lado dramático. Por eso Orgullo y Prejuicio es una obra de un grandísimo valor, aunque obviaríamos también su fantástica factura visual (y, ay, madre mía, que buena es). 


Como iba diciendo, la grandeza de una serie (o de lo que sea, repito) proviene de un guión bien elaborado, sin necesidad de que ocurran multitud de cosas. Es más, sin necesidad de que ocurra particularmente nada especial. El caso más claro de esto yo lo encuentro en Gilmore Girls, que es la serie más cercana a la vida cotidiana (y presumiblemente aburrida) de cada uno de nosotros que he tenido la oportunidad de ver. Lo que la hacia, no grande, sino enorme, eran las conversaciones a la velocidad de la luz entre Lorelai y Rory, el asombroso número de referencias musicales, políticas, literarias o de lo que se terciara, (y que aunque revisiones treinta veces aún habrá alguna que se te escape), las afiladas pullitas de Emily hacía su rebelde hija, o la amplía galería de personajes de Stars Hollow, por citar sólo el 5%. Hacían cosas totalmente cotidianas, pero con una maestría capaz de llevarles a alcanzar siete temporadas sin mostrar signos de agotamiento. Me quito el sombrero, una, dos y todas las veces que hagan falta.


Recuerdo que hace unos años, en tiempos en los que no conocía la palabra spoiler ni la temía (que bonita es la niñez), mi madre me habló de Retorno a Brideshead destripándome lo que ocurría de "pe" a "pa". Pero en vez de estropearme el futuro visionado que haré, lo que consiguió fue incrementar mis ganas de verla, consiguió que mostrara un interés que de haberme dado una vaga sinopsis general probablemente hubiera acabado perdida en el baúl de los recuerdos. Me contó que ocurría, es cierto, pero ahora yo tengo que ver porque ocurre.


Porque al final lo que cuenta no es si el apuesto protagonista se queda a la chica o no, sino los valores morales que tienen a los personajes, los que les llevan a actuar de este modo o este otro, los que les hacen recorrer un camino, a veces largo, a veces corto, hasta su final feliz (o no tanto). Y yo como teleespectadora, prefiero acompañarles en el camino sin conocer el final, pero si por la razón que sea me entero antes, les seguiré igual. Porque si me contarán el final de mi vida ahora mismo, no me quedaría plantada en el sitio, no perdería súbitamente el interés por lo que me pudiera ocurrir mañana al salir de casa, por mucho que tuviera hasta el más mínimo detalle de mi final. 


P.D: Lo repito, que veáis Orgullo y Prejuicio ya, porque cuanto antes lo hagáis, antes podréis revisionarla. Os pueden convencer, por ejemplo, aquí o aquí. No me seáis, y sacad un rato ahora en vacaciones.

2011/05/14

"Guillotinizamiento" seriéfilo, y alguna que otra renovación.



Que semana hemos tenido, primero que blogger se cae robando multitud de entradas (y comentarios), y luego nos cancelan series a tutiplén. Y con tanta historia luego me preguntó que dejaran para los upfronts.

FOX canceló cinco series del tirón: The Chicago Code, Lie to me, Breaking In, Traffic Lights y Human Target. La única que echaré de menos (y mucho, por cierto) será The Chicago Code. Era la gran apuesta de FOX para la midseason, pero no contentó con sus audiencias lo suficiente. Al menos acabaremos la temporada, según dicen, de forma más o menos cerrada. Curioso, que Lonestar, la gran apuesta de septiembre también se diera el batacazo máximo. La acción de monja carmelita del año era Fringe, así que pocas esperanzas quedaban para el resto, por mucho que quisiéramos creer en más milagros divinos. Lie To Me era experta en rascar la renovación de debajo de las piedras, pero los años de bonanza se han acabado, y yo, muy oportuna de mí, he decidido que la tendré que ver algún día (para que luego digan que cuando cancelan una serie la gente tiene más reticencias en empezarla). Breaking In confirma que Christian Slater es el nuevo Sr. Gafe de la TV (y le ha robado el título a Christopher Gorham), y que coger las ideas de frikis que le funcionan a Community no sirve si se limitan a crear personajes y tramas estereotipadas al máximo. Traffic Lights era la enésima comedia de parejitas del año, que por el piloto, no contaba absolutamente nada nuevo, y Human Target no la he visto en mi vida. El año que viene lo más importante que se verá Terra Nova, que no me llama nada de momento, pero más vale que les funcione y la nueva de J.J. Abrams, Alcatraz. 


Tras la FOX, le tocó el turno a la NBC y la ABC. La primera ha confirmado el rumor de que Chuck sería renovada por una quinta (de 13 episodios, como siempre, y luego ya se verá), que además será la última. Aún queda por ver la season finale, que influirá bastante en si creo que debería acabar ya o no, pero en principio no es una noticia que me guste. Canceladas quedan The Event (muy cantado y no le dolerá a casi nadie), Outsourced (aguanté con ella por sus secundarios), la comedia de parejitas Perfect Couples que ni me molesté en ver, LOLA (Law & Order: Los Ángeles) y Chase (que estaba más que cantado). Si volverán Parenthood y Harry's Law. La primera seguramente con los mismos errores que hicieron que me hartara y la mandara a paseo yo y otros cuantos, por lo tanto, no se quién va a quedar para verla. Harry's Law la saqué de mi memoria hace mucho tiempo, pero será la consolación para David Kelley después de que anunciaran que Wonder Woman finalmente no se verá el año próximo. Lo único que funciona bien es la noche de comedias de los jueves, con Community, Parks and Recreation, 30 Rock y The Office, renovadas llevan varias semanas. 

La ABC tampoco se ha quedado nada corta. Para empezar, finalmente la supuesta sexta temporada de trece capítulos de Brothers & Sisters no se materializará. También caen canceladas el remake de 'V' (ya rascó el año pasado), la nueva serie de Shondita, Off The Map, la blanquísima No Ordinary Family (cantado también, los actores ya tenían carta blanca para embarcarse en nuevos proyectos), Mr. Sunshine, que confirma la maldición de los ex-Friends (y lo mala que era), otra de las comedias de parejitas, Better With You (y debería flagelarme por haberla visto durante tanto tiempo) y la única por la que lloraré un poco, Detroit 187, que aunque sólo vi dos episodios (para el verano queda), fue de lo más me gustó de los estrenos de septiembre. 


De lo poco que quedaba por renovar, tenemos Happy Endings, que me dio buen rollo pero veré más adelante en verano por falta de tiempo y el procedimental de Dana Delany, Body Of Proof, que para mí ha supuesto el regreso fallido de una las desesperadas (que tampoco termino de encajar, por cierto). Y hablando del rey de Roma, Mujeres Desesperadas aún no tiene la renovación oficial, pero sólo es cuestión de que lo comuniquen de una vez. 

Además, HBO ha renovado Treme para una tercera temporada, (así que esta vez nadie me lo impedirá, y me pondré al día), y ahora básicamente queda la CBS confirme la ansiada renovación de The Good Wife, y que nosotros podamos celebrarlo como se merece. Y como hay series que no mueren ni ahogadas en la bañera, Dos Hombres y Medio continuará el año próximo con Ashton Kutcher sustiyendo a Charlie Sheen. 


P.D: Esto parece un complot contra @Nico_Guionista 

Ronda de enlaces (19)

2011/05/07

El piloto no emitido de Archer

Ya ha quedado claro que en Archer las idas del olla están a la orden del día (los últimos episodios de la segunda temporada lo confirman aún con más rotundidad), por lo que es comprensible que llevara tiempo queriendo echarle un vistazo al piloto que nunca llegó a emitirse de la serie, y al final me he ido a lo más fácil y me he comprado el dvd (de oferta en Amazon, que para eso está), pero pensaba encontrarme con el típico piloto no emitido que contiene algunas ideas luego conservadas para la serie, pero que finalmente se cambió por la razón que fuera. No podía estar más equivocada.

Resumiendo, este piloto es totalmente igual que el primer episodio, "Mole Hunt", con la ligera diferencia de que en vez de tener al Archer de carne y hueso que conocemos, aquí sale el actor que ficharon en un primer momento para el papel, y que luego, dicen los propios productores, descartaron porque pensaron que era demasiado mayor para el papel. Si pensáis que se refiere a un viejo decrepito, estáis muy equivocados. No es más que un dinosaurio, en concreto un velociraptor. Así tal cual, un dinosaurio que lo máximo que emite son gruñidos y rugidos típicos de estos seres supuestamente extinguidos (excepto en los USA, que allí tienen de todo).


Dinosaurio o no, siempre con un "turtleneck".
La gracia de esta gran parida hecha con todas las ganas de hacer reír al espectador, es ver como los personajes hablan normalmente con Archer, sin que a este se le entienda un pepino de lo que diga, aunque a los personajes no les afecte. Queda todo tan incoherente, y absurdo que es imprescindible verlo. Imaginaos a un dinosaurio metido en la cama con Carol/Cheryl, a un dinosaurio sujetando a Lana como rehén, un dinosaurio teniendo a un erección, etc.  Porque sauros aparte, sigue siendo Archer tal como lo conocemos. 

Lo podéis ver aquí, sin subtítulos, pero se apaña uno. 

2011/05/04

Muerte y destrucción (I)

Gente que ahogarías en la bañera, apuñalarías por la espalda o atropellarías dándote a la fuga. Lo que sea, algunos son tan petardos que merecen morir, otros quizá no tanto pero en ciertas ocasiones si que les deseas el mal. Y así aprovecho y me saco un post sin mucho esfuerzo de la manga, que ando muy ocupada. 

Susan Mayer: Sí, ya sé que es un personaje hecho aposta para ser patosa, metomentodo y desastre, y el objetivo es reírse con (o de) ella, pero es que a veces llevan la situación tan al límite que es demasiado. Me niego a creer que una mujer de su edad, con una hija así, haga tantas chorradas. Y además, en la vida real, la hija de Susan no sería así, que existe un dicho muy bonito llamado De tal palo tal astilla. Y sus idas y venidas con Mike también cansaron en un determinado momento. Hay que aprender a no alargar más de la cuenta las cosas.

El 80% del elenco de 'Parenthood': Exceptuando a Sarah (porque por mucho que Lauren Graham parezca repetir su personaje de Lorelai Gilmore), a sus hijos (que están increíblemente desaprovechados, sobre todo Drew), el resto del cast es una cosa realmente insoportable. Ya lo comenté en una entrada que le dediqué a la repetitiva, aburrida y llena de clichés segunda temporada de la serie (aunque empezó incluso mejor que la primera, pero se ha degradado de una manera), pero si hablamos sin spoilers, simplemente me parece que los más insoportables de todos son Kristina, Adam y sus fabulosos hijos, Haddie (a ella la que más, que me parece unas de las adolescente más estereotipadas que he visto) y Max.
  
Veda, la "amable" hija de 'Mildred Pierce'. Una niñata rellena de maldad, una zorra manipuladora, que no mejora ni cuando crece y se convierte en Evan Rachel Wood. SPOILER Y encima tiene la suerte de tener ese vozarrón, como si no fuera ya suficientemente cinica sin creerse especial. FIN SPOILERS. Lo peor es la boba de su madre nunca fue capaz de dar dos tortazos bien dados. Aunque el objetivo del personaje si que lo han logrado.


El idiota de Tracy Jordan: de lo poco que he visto de 30 Rock (una temporada y media que no me llegó a enganchar) él es lo más insoportable que hay en toda la plantilla. Ya sé que su personaje está hecho ir de guay, pero es que todo en él es bastante irritante, y no me decía nada.


Y para finalizar, otra de las desesperadas, porque en esta serie hay mucha gente odiable, (Y VAN SPOILERS DE LA 7ª DE DESPERATE HOUSEWIVES) Felicia Tilman. Algunas señoras deberían aprender a perdonar, y no guardar tanto rencor. La buena nueva es su venganza número 900000876 (más o menos), que consiste en envenenar a Paul poco a poco metiéndose no se sustancia de esas tóxicas en la comida que le prepara Susan. Dan ganas de que le caiga un piano en la cabeza a la señora y nos deje en paz de una vez.

2011/05/02

Meme: Cada serie tiene su momento

Nuevo meme de la reina de los memes, Adrii. En esta ocasión se trata de seleccionar que momento es más adecuado para ver que series. Allá voy:


Para ver en la sobremesa del domingo: Normalmente suelo ponerme un par de películas, pero igual cae algún episodio de alguna comedia de veinte minutos. Últimamente me he visto algunos episodios de Will y Grace así. 


Para ver mientras comes: Aunque puede parecer contraproducente, recuerdo que el año pasado solía ver Dexter a la hora de comer. Sólo puedo decir que me alegro de que no haya demasiados alimentos de color rojo. 


Para ver por la noche: Más que ver, tengo claro lo que no ver. Todas las series que podamos considerar más "oscuras", tipo la mismisima Dexter, o las de policías. Prefiero algo más tranquilo. Últimamente solía darme maratones de series que tengo pendientes, como hice con Skins o más recientemente con Weeds.


Para ver en multitarea: Se puede decir que básicamente lo veo todo en multitarea, porque no me puedo estar con las manos quietas delante del ordenador, simplemente me supera. Aunque, obviamente, aprovecho los momentos que requiere menos atención para hacer cosillas. Y el twitter siempre está la orden del día.


Para ver con comida: Ninguna en especial, me paso todo el día picando, pero no con ninguna serie en especial. Aunque tengo claro que cuando me de por ver Top Chef tendré que aprovisionarme bien.


Para ver en el metro o haciendo ejercicio: El metro es un sitio demasiado ruidoso para ver nada en condiciones.  


Para ver en chat con otros seguidores: Bodrios como la versión americana de Skins eran muchísimos más amenos compartiendo el visionado.  


Para ver cuanto antes: De las que estoy viendo semanalmente yo diría Desperate Housewives, porque soy muy fan y apetece meterse corriendo Wisteria Lane, para mí es un soplo de aire fresco. También The Vampire Diaries, que siempre se marca unos finales de capítulos muy "cliffhangerosos". 

El visionado para entendidos: Alguna vez, cuando Glee ya me estaba hartando, saltaba trozos, o las canciones que no me gustaran. Pero normalmente, antes de hacer eso, abandono la serie.

Para ver “con twitter": La miniserie de Felipe y Letizia ya fue divertidísima solo leyendo lo que la gente comentaba en twitter. Si lo ves,  ya es el despiporre.  

Para ver en 720p: Nunca me preocupo demasiado por la calidad del episodio, porque veo casi todo en un laptop muy pequeño. 

Para ver doblada: Aunque ya me niego a ver nada doblado siempre que pueda evitarlo, en su momento me vi las cinco primeras temporadas de Desperate Housewives en español. También Gilmore Girls, porque a Lorelai y Rory a veces no se las entiende ni en el idioma materno. Y si, porque ambas tienen un doblaje más que aceptable, aunque tarde o temprano se que las veré en versión original. 



Para ver en maratón: La cuarta de Dexter me la guardé para navidad, era ya como un rito. Se puede decirse que de las tres que llevo vistas de Weeds han sido todas en maratón, Skins (sobretodo la cuarta) y recuerdo que también me tragué la quinta de The L Word en dos días, pero la serie más maratoneable para mí es Parks and Recreation. Así lo hice con las dos primeras para llegar al estreno de la tercera, que aunque empecé, al final he acabado guardándome para el verano. 

2011/05/01

Meme: Las 7 maravillas del mundo seriéfilo

Sin seguir ningún orden, y habiéndome dejado más de uno olvidado, siguiendo el interesante meme de fon_lost aquí van mis siete maravillas seriéfilas:

-Habrá quién diga que Jennifer Beals siempre hace papeles de tipa dura, pero si los borda que se le puede echar en cara. Si The Chicago Code ya me resultaba interesante a priori (los polícias son mi debilidad), tenerla a ella como protagonista es un plus. 

-The Vampire Diaries: la acabé viendo por culpa de la insistencia de @manganxet, y ahora me arrepiento de no haberme puesto antes. En esta serie han pasado tal cantidad de cosas que uno puede hastar tener miedo de que se les acaben las ideas, pero no, siempre puede morir alguien más (o volver de la muerte, que todo vale), aparecerse otro vampiro malvado, o  un doppelgänger muy chulapo.

-El Sr. Chang y el Decano de Community, sobretodo el primero, aunque como alumno no de tanto de sí como cuando era profesor. Son dos personajes excéntricos, y eso que estamos hablamos de Community. La sarta de disfraces del decano y el Sr. Chang volviendo loca a Sherley fue lo más divertido de los últimos episodios.



-El departamento de Parks and Recreation de la ciudad de Pawnee: Sólo vi el primer capítulo de la tercera temporada (en maratón se saborea mejor), pero vale porque si su primera ya fue buena, la segunda ha sido una sarta de chorradas que va desde boda de pingüinos gays hasta el DJ Roomba que decora el avatar de @Spidermarga. Y porque Ron Fucking Swason ya es un mito, aunque yo sea más del tema Leslie. Y porque me parece la mejor comedia en emisión.


-Sterling Malory Archer, el protagonista de Archer (que como no, tenía que llevar su nombre), el espía secreto más peligroso del mundo, pero también es un egoísta al que le importa más la diversión que la misión (y mirad que pareado más bonito me ha quedado).

-Wisteria Lane, la calle más movida de toda USA. Porque aparte de los huracanes que la azotan y los aviones que se estrellan, las desesperadas ya son un torbellino semana tras semana. Espero que un día de estos me inviten a una partida de poker.

-El "In my opinion", y todas las demás frases que nos ha regalado The Good Wife. Porque en cualquier discusión que tenga con alguien siempre acabo citándolos.